Tipo de cambio:

Compra: 3.315

Venta: 3.318


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 15

de setiembre de 2019

YO SOY INDIO

Harin El Indio se ha convertido en un referente de la música andina en su país, Colombia. Un músico huancaíno le enseñó a cantar valses y huainos, a tocar la zampoña y la quena.

18/8/2019


José VadilloVila

jvadillo@editoraperu.com.pe

“He llevado la música andina a lugares de Colombia donde solo llegaban Shakira, Carlos Vives o Juanes”, dice Harin El Indio. Su voz se hizo notoria a partir del 2012, cuando en su país se convirtió en un fenómeno mediático, al participar en realities musicales en los que destacó por interpretar la música andina. “Fue la primera vez que se le daba espacio a este género en un horario prime colombiano”, recuerda.

–¿Qué hace especial a la música andina?

–La música andina maneja los chakras superiores porque sus instrumentos son pentafónicos. La quena, la zampoña, tienen sonoridades que nos conectan con los más elevados pensamientos y se sienten en el alma. Es una ofrenda a la Pachamama.

–¿Por qué se hace llamar Harin El Indio?

–Por “in-dios”, “dentro de Dios”. Solo siendo indios podemos entender la lógica de la existencia y amarnos un poquito más. Así que a sentirnos privilegiados cuando nos dicen indios. Esa palabra es maravillosa.

Su presencia en la televisión colombiana le permitió a Harin llegar a estratos sociales que desconocían esta música. Luego rodó una película. “Todo lo hice para llevar la música andina a otro nivel”, subraya.

Relación con el Perú

Su fama le permitió cruzar las fronteras y su versión del huaino cusqueño ‘Ojos azules’ fue muy solicitada en Ecuador.

Después versionó ‘Cariñito’, cumbia de Ángel Aníbal Rosado. “Es una canción simple, pero conecta en una con el público de Europa, de otras partes”, dice.

Sin embargo, la relación con la música del Perú es anterior. En Cali ganó una beca para ir a Europa, a donde viajó junto a su compadre, Luis Gustavo Bravo, que es un músico huancaíno radicado en la ciudad caribeña.

“En Europa aprendí a cantar valses, huainos, de todo, y empezó ese amor por la música andina peruana; también comenzamos a fusionar toda la música del mundo con instrumentos andinos. O sea que todo lo que la gente ha visto [en mi carrera] nació hace 21 años. Ha sido un proceso. Ahí arranca todo”, comenta.

El músico huancaíno le enseñó a tocar las quenas, las zampoñas, a cantar las melodías peruanas, inclusive, recuerda el artista, aprendió a bailar marinera y huaino. “Esa fue realmente mi escuela”.

Cóndor de unidad

En el 2018, Harin El Indio le puso letra a ‘El cóndor pasa’, pieza inmortal del huanuqueño Daniel Alomía Robles, y lanzó el videoclip con éxito en las redes sociales, con más de 643,000 vistas.

“La canción de ‘El cóndor pasa’ habla de ese milagro que nos sucede todos los días. El video es la historia de un milagro; nosotros, desde que abrimos los ojos, tenemos el milagro de la vida. Es la luz que nos da el padre creador. El cóndor es la metáfora, el sueño de vivir en amor, en unidad, es la esperanza”.

Es licenciado en Artes Escénicas, tecnólogo en música y discípulo del folclorólogo colombiano Lorenzo Miranda.

“Todos tenemos un talento, pero solo se puede brillar cuando se estudia. Mi padre murió cuando yo nacía, entonces tuve la necesidad, toda mi vida, de luchar y ayudar a mi madre. Fui el menor de sus 12 hijos”.

Ahora presenta la canción ‘Soledad’, composición del guitarrista peruano Carlos Reynoso. Es un adelanto de su próximo álbum.

El proyecto es “ambicioso”. Quiere grabar un álbum a dúo con diversos artistas andinos reconocidos del Perú, Ecuador, Bolivia y Colombia. Y siempre explorando nuevos sonidos, fusiones porque, para él, se necesita que la música andina llegue a nuevos planos.

Hace 21 años, en Europa aprendió a cantar repertorio peruano.