Tipo de cambio:

Compra: 3.240

Venta: 3.242


Año del diálogo y la reconciliación nacional
JUEVES 26

de abril de 2018

Sede internacional

La celebración de la Octava Cumbre de las Américas en Lima refuerza la imagen del Perú en el exterior porque consolida su potencial como sede de encuentros internacionales y se convierte en un nuevo elemento que permitirá al país desarrollar aún más la industria de congresos y eventos. Y esa perspectiva no es una mera especulación porque hay indicadores que revelan ese afianzamiento a escala internacional.

30/12/2017


El Buró de Convenciones y Visitantes de Lima ha informado, por ejemplo, que al cierre del presente ejercicio anual, la ciudad capital habrá captado 650 millones de dólares por la realización de grandes eventos, como congresos, seminarios y simposios de primer nivel. Y aunque el 2018 será un año electoral debido a que se designará a alcaldes y gobernadores regionales, tal situación no será óbice para el desarrollo de reuniones de carácter mundial.

Esta capacidad organizativa es producto de varias experiencias. Basta con recordar la Quinta Cumbre de Países de América Latina, el Caribe y la Unión Europea (ALC-UE), que se desarrolló en la capital peruana en mayo del 2008, y la Cumbre del Foro de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que se celebró en noviembre del mismo año en Lima.

También se celebró, entre otros, un encuentro ministerial de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) y la Vigésima Cumbre de las Partes sobre Cambio Climático de la ONU (COP20), donde se registró una asistencia de cerca de 20,000 personas en diciembre del 2014. De igual manera, en el 2015 se efectuó el encuentro de las Juntas de Gobernadores del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, que se desarrolló por alrededor de 100 días, y en el 2016 se celebró un encuentro de similar envergadura con la Cumbre APEC, que tuvo 100 reuniones adicionales, de las cuales el 40% se realizó en Lima.

Con esa praxis, Lima y el país en su conjunto tienen la experiencia de organizar cumbres internacionales de carácter político o económico. Para el año entrante ya se tiene organizado el Dakar 2018, que se celebrará entre el 3 y 5 de enero del 2018, con una presencia aproximada de 5,000 visitantes; además, el papa Francisco pisará suelo peruano y visitará varias ciudades entre el 18 y 21 de enero; mientras que la Octava Cumbre de las Américas se llevará a cabo el 13 y 14 de abril, en la que tendremos la presencia de los presidentes del continente.

A ello deben sumarse los 18º Juegos Panamericanos, que se desarrollarán entre el 26 de julio y el 11 de agosto del 2019, en un evento multideportivo que reunirá en la capital peruana a centenares de atletas y periodistas.

Es fundamental destacar que estas reuniones internacionales no solo tienen un impacto positivo en la imagen del país, sino también en la economía nacional y en el afán de mostrar los resultados de un esfuerzo desplegado en los últimos quince años, orientado a generar estabilidad y un marco atractivo para las inversiones, y lograr que el desarrollo vaya de la mano con la igualdad de oportunidades.