Tipo de cambio:

Compra: 3.266

Venta: 3.269


Año del diálogo y la reconciliación nacional
SÁBADO 23

de junio de 2018

MINISTERIO DE LA MUJER APRUEBA REGLAMENTO

Promueven el derecho al buen trato de los menores

Establecen lineamientos de programas que atienden a niños y niñas.

14/6/2018


El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp) estableció los lineamientos que deberán contener los protocolos de los programas y servicios que atienden a las niñas, niños y adolescentes víctimas del castigo físico y humillante.

Fijó, además, la obligación para las entidades que brindan esta atención de contar con un registro de esos casos que permita adoptar políticas y estrategias de prevención y atención de esta problemática.

Fue mediante la aprobación del Reglamento de la Ley N° 30403, que prohíbe el uso del castigo físico y humillante contra los niños, niñas y adolescentes, publicado mediante el Decreto Supremo N° 003-2018-Mimp.

Así, la norma reglamentaria regula las medidas para promover el derecho al buen trato y las pautas de crianza positivas hacia las niñas, niños y adolescentes en todos los ámbitos en los que se desarrollen, así como la actuación y la atención frente al castigo físico y humillante.

Lineamientos

El reglamento precisa la ley, recogiendo el principio del interés superior del niño y reconociendo la igualdad de oportunidades, la condición de la niña, niño y adolescente como sujetos de derechos, la participación, y a la familia como institución fundamental para el desarrollo de las personas. También dispone su aplicación considerando enfoques de género, interculturalidad, equidad, entre otros.

En cuanto a los ámbitos en los que se produce el castigo físico y humillante, el reglamento considera al hogar, escuela, comunidad, centros de acogida residencial, centros juveniles, organismos públicos, privados y comunales que ejecutan programas y acciones de atención a niñas, niños y adolescentes y centros de trabajo.

Respecto a los centros de trabajo, la norma reglamentaria señala que la prohibición de ese castigo resulta aplicable a las situaciones en las que la potestad de educación se ejerce en relación con las y los adolescentes sujetos a alguna modalidad formativa laboral.

Por ende, precisa que la fiscalización de esos centros de trabajo estará a cargo de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) y las direcciones y gerencias regionales de Trabajo y de Promoción del Empleo, que coordinarán con el Mimp y las Defensorías del Niño y del Adolescente cuando corresponda.

En ese contexto, se incorpora el numeral 40.9 al artículo 40 del Reglamento de la Ley General de Inspección del Trabajo, considerando como infracción muy grave el uso de castigo físico y humillante contra las personas sujetas a alguna modalidad formativa laboral, de conformidad con la Ley N° 30403.

Impacto

A juicio del laboralista César Puntriano, resulta positivo que se haya emitido este reglamento. Aunque en materia laboral haya restringido la aplicación de la Ley N° 30403, pues limita la prohibición del castigo físico y humillante a los adolescentes sujetos a alguna modalidad formativa, agregó. Sostuvo que con esta restricción se deja de lado a los adolescentes que trabajan. Sin embargo, indicó que los que están sujetos a modalidades formativas no son en su mayoría adolescentes, por lo que la prohibición de aquel castigo posee un ámbito de acción limitado.

Cifra

200 UIT es la multa por permitir que un adolescente trabaje sin autorización de los padres.