Tipo de cambio:

Compra: 3.315

Venta: 3.318


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 15

de setiembre de 2019

DE CAZUELA

Llamadas urgentes

17/8/2019


Ernesto Carlín

ecarlin@editoraperu.com.pe

Bertolt Brecht hablaba hace cerca de un siglo sobre el poder que tenía la radio, gracias a la palabra, para suplir al teatro. Algo de eso recuerda El culpable, peculiar película danesa en nuestra cartelera. 

En su casi hora y media de duración asistimos a la rutina de Asger Holm (Jakob Cedergren), un policía que atiende llamadas de emergencia. Toda la acción transcurre en su lugar de trabajo y tiene de protagonistas a él y la voz de una mujer que llama por ayuda.

Hay dos líneas narrativas. Por un lado, el obvio drama de la dama secuestrada por su esposo. Por otro, un oscuro proceso disciplinario al que está siendo sometido el oficial y del que solo se informa de manera fragmentada.

Lo interesante es que solo sabemos de ambos asuntos por las conversaciones que tiene Holm. Los primeros planos a su rostro son el recurso propiamente cinematográfico que es más usado. El resto se construye en la imaginación de los espectadores.

No obstante que está la trama atada a tan solo lo escuchado y, eventualmente, leído por medio del teléfono, la cinta logra enganchar. El director ha sabido dosificar el recurso de la llamada desesperada y de las herramientas que da la tecnología para rastrear a la víctima de tal forma que no se sienta forzado ni repetitivo.

Es interesante apreciar cómo se construye al personaje central, con tan solo palabras y los gestos de un policía poco extrovertido. Una prueba más, si es que se necesitaba, que una buena historia se puede contar sin necesidad de echar mano a efectos especiales ni a un costoso presupuesto. Tan solo hace falta una idea y el valor de arriesgarse.

Ficha técnica: El Culpable

Título original: Den skyldige. Se distribuyó a escala mundial como The Guilty. Dinamarca, 85 minutos. Director y guionista: Gustav Möller. Actúan: Jakob Cedergren, Jessica Dinnage, Omar Shargawi, Johan Olsen, Katinka Evers-Jahnsen, Jacob Lohmann, Simon Bennebjerg, Laura Bro y Morten Thunbo. La acción transcurre en un despacho policial de Copenhague.