Tipo de cambio:

Compra: 3.228

Venta: 3.230


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MARTES 24

de abril de 2018

JEFE DE LA ONPE CONSIDERA QUE SERÍA UNA BUENA PROPUESTA PARA DEBATIR

Estado podría distribuir publicidad electoral para evitar “dinero sucio”

Organismo electoral sería el encargado de entregar espacios a los partidos durante campaña, afirma Castillo.

Una buena opción para evitar el ingreso de “dinero sucio” a las campañas es que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) esté a cargo de la distribución de la publicidad de los partidos y candidatos en los meses previos a los sufragios, sostuvo el jefe del citado organismo, Adolfo Castillo Meza.

1/1/2018


Percy Buendía

pbuendia@editoraperu.com.pe

“Una pregunta que siempre se menciona es por qué las agrupaciones políticas necesitan dinero, pues porque la publicidad en los medios de comunicación cuesta y a los partidos se les cobra la tarifa comercial”, manifestó en diálogo con el Diario Oficial El Peruano.

Banda

Castillo explicó que su institución solo negocia la banda electoral con las tarifas vigentes y no puede hacerlo en las llamadas preventas. De poder hacerlo, refirió, significaría un gran ahorro de recursos, pues –sostuvo– la diferencia entre la preventa y los precios del momento es altísima.

Frente a este panorama, una solución podría ser que la ONPE asuma toda la distribución de la publicidad electoral de los partidos. “Esto parece una simple verdad, pero podríamos conversarlo, discutirlo. En otros países, los organismos electorales son los que responden por toda la publicidad, la compran y distribuyen de acuerdo con criterios establecidos. Nadie más puede contratarla”.

“Pero eso significaría que debemos entrar también a la preventa del año anterior. Por ejemplo, ya lo hubiéramos hecho para las elecciones del 2018. Es lo que se hace en otros países. Son los organismos electorales los que controlan la publicidad, nadie más puede contratarla y listo, los partidos ya no tienen por qué estar pidiendo dinero por este concepto”, recalcó.

Exteriores

Castillo se refirió también a la regulación de la publicidad externa. “Acá, en el Perú, cada vez que hay elecciones tenemos una contaminación visual increíble. En Chile, donde meses atrás estuvimos como observadores, no vimos ningún cartel en las calles. Solo se puede colocar avisos con determinadas dimensiones y características en determinados puntos de las ciudades”.

“De esa manera tampoco hay la presión por llenar las calles de publicidad, lo que representa, a la vez, la necesidad de dinero. Se llega a colocar tantos carteles en las calles que ni se ven a los candidatos. Doble desperdicio de espacio y recursos”.

Consultas

En la televisión, expresó, habría que consultar con especialistas en marketing para ver cuáles son los mejores criterios para la distribución de publicidad y tomar una mejor decisión.

“La democracia cuesta, requiere que se invierta en ella y este es uno de los puntos en el que debemos hacerlo. El Estado debe garantizar reglas iguales para todos. Y cuando digo iguales no estoy diciendo que todos tengan un mínimo, al contrario, debemos alcanzar niveles que permitan a los partidos exponer sus ideas y candidatos en igualdad de condiciones de tal manera que no tengan que estar recurriendo a cajas por izquierda o derecha”.

Fiscalización

Castillo Meza expresó también la necesidad de que se dote al sistema electoral de la capacidad coactiva, pues se aplican multas “y es difícil cobrarlas”, como una forma de potenciar la fiscalización de la ONPE y de las otras instituciones: Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec).

Lamentó, además, que no se pueda aplicar el control concurrente en los procesos. “En estos momentos no podemos solicitar información durante la campaña, eso nos recarga el trabajo para el final y también puede perjudicar a los partidos sobre sus ingresos y egresos, porque vamos a conocer ‘después de’ lo que pasó y no podríamos advertir quizá alguna irregularidad o hecho notorio”.

“En ese aspecto, el control concurrente era algo deseable. No somos fiscales en el sentido de vamos a estar detrás del candidato, u hostigarlo, pero sí creamos que brindar información durante la campaña contribuye bastante a la transparencia del propio aspirante o de los mismos partidos. Este es un punto, y el otro es la capacidad de poder sancionar llegado el caso efectivamente”, recalcó el jefe de la ONPE.

Cifras

350

a 400 personas trabajan en la ONPE en tiempos no electorales.

19%

es el tope del ausentismo de los ciudadanos en el Perú con el voto obligatorio.

Cifras