Tipo de cambio:

Compra: 3.360

Venta: 3.365


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 15

de octubre de 2019

Competitividad para el progreso

Los nueve objetivos prioritarios servirán de base para elaborar el Plan Nacional de Competitividad y Productividad, el cual contendrá acciones y medidas específicas.

18/6/2019


En diciembre del 2018, el Gobierno aprobó la Política Nacional de Competitividad y Productividad (PNCP), mediante Decreto Supremo N° 345-2018-EF, a fin de impulsar un crecimiento económico alto y sostenido que eleve el bienestar de la población en el mediano plazo. 

Esta política fue elaborada por el Consejo Nacional de Competitividad y Formalización del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), en coordinación con los ministerios y entidades del sector público, el sector privado y la academia, mediante un proceso participativo que involucró distintas reuniones de trabajo.

La política establecida contiene la visión del país para aumentar los niveles de competitividad y productividad en los próximos años, colocando al ciudadano en el centro del esfuerzo del diseño de las políticas públicas. Se encuentra alineada, además, a los objetivos y prioridades del Acuerdo Nacional, y el objetivo es que trascienda las distintas administraciones de Gobierno.

La PNCP busca que las intervenciones públicas tengan un carácter multisectorial y multidimensional, a fin de involucrar y comprometer a todos los niveles de gobierno en el cumplimiento de los objetivos.

Se compone también de nueve objetivos prioritarios y de lineamientos de política vinculados con estos objetivos; así como de indicadores para monitorear y evaluar constantemente los avances en su implementación. De esta forma, el sector público podrá actuar proactivamente para mejorar las intervenciones orientadas a incrementar la competitividad y productividad del país, y contar con mecanismos de rendición de cuentas.

Los nueve objetivos prioritarios servirán de base para elaborar el Plan Nacional de Competitividad y Productividad, el cual contendrá acciones y medidas específicas, así como indicadores de monitoreo, para alcanzar los objetivos de la PNCP. Este plan será elaborado como parte de un proceso participativo de diálogo y consenso entre el sector público, el sector privado, los gremios, la academia y la sociedad civil.

Esta semana, el ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, afirmó que la competitividad es la única manera de que un país tenga crecimientos altos y constantes. Por ello, es necesario avanzar en este tema para que el país no esté tan influenciado por la volatilidad de los mercados internacionales o de algún shock interno que podría afectar el crecimiento de la economía.

En ese contexto, anunció que en la primera semana de julio de este año el Gobierno emitirá, como parte del Plan Nacional de Competitividad y Productividad, 60 medidas específicas para elevar la competitividad de nuestra economía. Para tal fin, se establecerán distintos hitos, el primero se difundirá a mitad de año, el segundo a finales del 2019 y, posteriormente, se fijarán otros hitos de más largo plazo (6 a 10 años).

El Gobierno está comprometido en mejorar la competitividad para incrementar el desarrollo del país, pues la agenda para seguir reduciendo la pobreza y mejorar los indicadores económicos y sociales continúa siendo prioritaria.